Errores habituales en LinkedIn

Errores habituales en LinkedIn

Errores habituales en LinkedIn. En nuestra gestión de Redes Sociales solemos ver errores recurrentes, que causan efectos contraproducentes en nuestros verdaderos objetivos. Las técnicas equivocadas de marketing pueden ser más nocivas que beneficiosas. Son muchas, las personas, de quienes recibimos información a través de Linkedin: contactos propios, de alguno de nuestros contactos, profesionales de nuestro mismo sector, caza-talentos de empresas y corporaciones, etc…

La mayor parte de estas comunicaciones casi siempre son para ofrecer sus servicios o producto. La intención es buena, y seguramente lo que ofrecen también… pero estas políticas activas de generar negocio, a veces, son poco o nada exitosas. ¿Por qué?

En un ejemplo todo se ve más claro: A primera hora de la mañana miro mis RRSS (es una de mis áreas de trabajo) y las de los clientes que han tenido a bien contratarme para ello, mientras mi socia en la agencia se encarga de generar elementos de interés para estos mismos clientes y lanzarlos a través de las principales redes (LinkedIn-FB-IG). El día a día de cualquier empresa de Marketing Online. Voy revisando TLs, muros y posts viendo noticias de interés, comentarios, opiniones… y de vez en cuanto recibo una invitación para conectar con otr@ profesional. A veces esa invitación va acompañada de un saludo personalizado con un ofrecimiento de servicios o productos que pueden ser de mi interés.

Ahí comienza el error: un usuario de LinkedIn con el que no estaba conectado antes, con el que no había interactuado previamente en ningún foro o post, que nunca había dado un «recomendar» o había compartido nada de mis publicaciones, se pone en contacto conmigo y sus primeras palabras son para ofrecer su servicio o producto.

Es una modalidad publicitaria intrusiva y agresiva, que no suele ser bien recibida. Cuando nuestros clientes nos comentan que puede ser una forma de «darse a conocer» desde Dat Studio lo tenemos claro, los pasos deben ser serenos y constantes, con un seguimiento previo anterior:

  • Unas cuantas recomendaciones a sus publicaciones.
  • Seguir a la página de empresa objetivo.
  • Unirte o crear grupos en los que se encuentren potenciales clientes.
  • Publicación de posts, etiquetando o a través de hashtag, con las que podrás conseguir y dar recomendaciones, lo que ayudará a posicionarte.

Estas y otras acciones suelen ser la mejor manera de evitar un bloqueo o que nos silencien, en una red como LinkedIn, dónde navegan diariamente potenciales compradores y profesionales de nuestro interés. Una red con mas de 12 millones de usuarios en España y con un público cualificado, con alto nivel de formación o experiencia y capacidad de decisión, que además mantienen un uso frecuente en la misma.

Esta forma de trabajar es lo que explicamos a nuestros clientes a la hora de generar negocio y sinergias en LinkedIn. «Demostrar un interés especial» en tu Target es un buen comienzo para cualquier interacción en esta red.

¿Quieres saber más?
clientes@datstudio.net